Todo lo que Debes Saber Antes de Comprar una Cama Plegable de Pared

¿Dónde se suelen instalar las Camas Plegables de Pared?

Normalmente esta cama plegable las eligen personas que tienen poco espacio en su piso y necesitan todo el espacio disponible. Pero sí es verdad que cada vez es más frecuente que las elijan personas que no tienen este tipo de problemas ya que entre sus beneficios son ideales para ser montadas en habitaciones de niños.

Las camas plegables también son una buena opción para las habitaciones de los jóvenes. Para ellos, están diseñadas esas que se ocultan tras un escritorio, que también son ideales para estudiantes. Otros de sus buenos usos es el de ponerlas en una habitación de invitados, así cuando no tengas visita, podrás utilizar la estancia con otros fin.

¿Qué otros tipos de Camas Plegables de Pared existen?

Las camas plegables vertical u horizontal, se pueden encontrar como armarios que se hacen camas plegables. Este tipo de cama, al tener más fondo son más estables que una cama plegable de pared individual, por los que son ideales para colocar en paredes poco resistentes.

En el caso de las Paredes Hechas de Pladur

Algunos modelos de estas camas abatibles ofrecen la posibilidad de incorporar algunos anclajes especiales que ayudan a repartir mejor el peso y no ocurran problemas con los soportes de las paredes de la habitación. Esto quiere decir, que si tienes paredes de pladur en casa no tienes que preocuparte.

¿Son cómodas las Camas Plegables de Pared para dormir diariamente en ellas?

El tener que dormir en un cama plegable de pared no es un problema ni tiene porque ser incomodo, siempre y cuando tengas un buen colchón y una buena base. Se aconseja que escojan modelos que incorporen un somier de laminas que, además de ser más cómodo, favorece la aireación del colchón.

Existen colchones finos que son los ideales para este tipo de cama por su poco fondo, pero al estar casi obligados a usar estos colchones no quiere decir que ofrezca un mal descanso. Hoy en día existen colchones delgados de calidad igual o, superior a los colchones convencionales, así que nos podemos quitar la idea que el tener una cama plegable como cama principal seria un problema o sería incomodo, pues esto no es cierto.

¿Cuánto peso resiste una Camas Plegables de Pared?

Estas camas suelen resistir, por lo general, el mismo peso que las camas tradicionales. Las individuales entre 80 y 105 cm de ancho soportan hasta 120 kilos, y las de matrimonio hasta 180 kilos. Se aconseja que dispongan de patas y escaleras de apoyo para aguantar mejor el peso.

¿Puede aguantar el Pladur el peso de una Cama Plegable de Pared?

Existen dos clases de camas plegables de pared: las estándares y las autoportantes, en lo que respecta a su fijación. Las primeras necesitan ser fijadas a la pared, mientras que las segundas no requieren anclaje. Se desaconseja fijar una cama plegable a una pared de pladur como regla general, sobre todo si no dispone de patas ni de ningún otro elemento sustentador.

El tipo de camas abatibles horizontales, se puede anclar a una pared pladur solo si disponen de patas. Ahora, si la cama es plegable verticalmente, aunque tenga patas, deberás anclarla también al techo, ya que la sujeción a la pared de pladur será insuficiente. La unión a la pared se hará a los perfiles metálicos que unen las placas de pladur.

Criterios de Compra Más Importantes

Entre las numerosas ventajas que ofrecen las camas de pared plegables se destacan su versatilidad y el ahorro de espacio. Al ser populares, ha hecho que exista una amplia gama, por lo que se nos hace difícil escoger la que más se adecue a nuestras necesidades, pero estas recomendaciones te lo pondrán más fácil.

  • Montaje: Lo normal al comprar una cama plegable de pared en una tienda online, es que debas montarla tú mismo. Unas necesitarán más montaje que otras, dependiendo del modelo y el fabricante. Si no te consideras un manitas la tarea puede ser ardua, aunque siempre incluyen manual de montaje por lo que puedes pedir ayuda a otra persona.
  • Instalación: Es muy importante tener en cuenta que al elegir una cama plegable de estas características, el tipo de pared donde va a ser instalada es importante. Si eliges una cama autoportante, que son de estas que no necesitan fijación, no tendrás problemas, pero sí tendrás dificultades cuando la pared sea de pladur.

Uso que vas a dar a la cama plegable:

  • No es lo mismo un mueble de uso esporádico que una cama para dormir a diario. El tipo de uso que le vas a dar, es un factor clave a la hora de elegir una cama plegable de pared. Si solo la usarás cuando vengan visitas, elige un modelo de calidad intermedia. por el contrario, si vas a confiar en ella para tu descanso diario, no lo pongas en duda y elige un modelo de más calidad.
  • Medidas: Dependiendo del uso que le vayas a dar y del espacio disponible, las medidas de la cama plegable variaran. Mide bien el lugar donde vayas a instalar la cama para evitar sorpresas antes de comprar y en el caso de las camas verticales deberás tener presente la altura del mueble, sobre todo si el techo de donde vives son bajos.
  • Colchón: Ten en cuenta además que no todos los modelos incluyen el colchón, por lo que en estos casos lo deberás comprar aparte. Estas camas plegables de pared admiten solamente colchones más finos que los convencionales. Si ponemos un colchón grueso puede impedir que la cama se cierre bien. El grosor del colchón suele variar entre los 17 y los 30 cm, esto depende del fondo del mueble.

Otros Criterios a la hora de Comprar una Cama Plegable de Pared

  • Diseño: Hoy en día, la gama de camas plegables de pared es muy amplia, por lo que no tendrás problemas para hallar la que más cuadre con los muebles de tu hogar. Al ser muebles para disimular su verdadera función, su aspecto puede ser el de una pieza del mobiliario más, la cual no debe desentonar con el resto de la decoración.
  • Material de fabricación: Al tener un abanico tan amplio de diseños de camas plegables de pared, varían también los materiales con lo que son hechas. Algunos modelos se fabrican con madera aglomerada, como MDF y MDP, más barata que la madera natural. Casi siempre se recubren con una capa de melamina, un material muy estético, duradero y resistente a los arañazos.
  • Fácil plegado: En nuestra niñez veíamos unos muebles engorrosos de abrir y cerrar que se convertían en camas plegables. En la actualidad existen modelos más fáciles de plegar que otros y en ello repercute especialmente la calidad del mecanismo. Cuando compres la cama plegable que necesitas, ten en cuenta que la cama que vayas a adquirir dispone de un sistema de pistones que permitan una apertura con suavidad, sin esfuerzos.

Resumen

Como ya vimos, este tipo de cama, las plegables de pared, son la solución perfecta para las hogares aquejados de falta de espacio, existe un modelo para cada necesidad específica y para cada tipo de espacio.

Elegir la cama adecuada siempre es muy importante. Las camas plegables de pared influirá en nuestro descanso pero hay que buscar la adecuada no por lo que deberemos ser especialmente cuidadosos al elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. La calidad de sus materiales y del sistema de apertura son algunos de los factores importantísimos que habrás de tener en cuenta.

Otros ejemplos de las mejores camas del mercado.

Deja un comentario